Como hacer un ritual de Luna Nueva

Los rituales no son actos de magia, sino maneras de manifestar tu deseo con más energía y fuerza.
De expresarle al universo que deseas algo y también que estás dispuesto a hacer tu parte para concretarlo, porque esto no es pedir y recibir, los planetas liberan la energía pero TU la trabajas, tu eres co-creador de tu vida.
Cuando hacemos un ritual o simplemente nos sentamos un momento a repasar y a dejar fluir la energía hacia un deseo estamos demostrando “intención” y eso es un gran paso para concretar tu deseo.
Si bien a diario, con nuestros pensamientos y acciones estamos liberando intención los rituales son una manera de hacerlo de un modo más consciente, hay poder  fluyendo cuando mentalmente visualizas lo que quieres, pero, aunque estés cien por ciento comprometida con esa visión debes de mantenerte flexible a la vez porque no sabes que puertas inesperadas pueden abrirse, de alguna manera siempre recibimos lo mejor en el momento propicio.
Siguiendo con los rituales, es importante que no sea estructurado, que lo hagas a tu manera y no sea un paso a paso. Lo que voy a mencionarte continuación no es un instructivo sino algunos pasos que considero importantes.
Darte un baño activador
Es importante que te des un baño antes de empezar, para limpiar todas las malas energías de tu cuerpo y sentirte bien. Si puedes hazlo con sales o aceites de baño.
Que esa ducha sea para ti un acto simbólico en el que sientas que te desprendes de las malas vibras del día.
Prepara el ambiente
Sobre una mesa, coloca objetos que consideres sagrados para ti, fotografías u objetos que involucren tu deseo, dispone papel y lápiz para anotar tus intenciones, enciende algunas velas (infaltables en cualquier ritual), tal vez quieras encender también alguna esencia o sahumerio, poner algo de música suave… la idea es que crees un ambiente agradable para ti donde puedas relajarte. Las piedras o cristales también son ideales para la energía.
Conecta con tu interior
Una vez creado el ambiente es momento de que dediques unos minutos a relajarte.
Es difícil que después de un día de trabajo y mucho socializar puedas conectar en un segundo con tu “yo” interno, por eso es importante que dediques un momento a desprenderte de lo mundano por un momento.
Modula tu respiración, medita, cierra los ojos y visualízate en un lugar bello y en completa paz, poco a poco trata de entablar una charla íntima con tu alma sobre lo que de verdad deseas y porque.
Haz el pedido
Cuando estés completamente relajada y hayas conectado con lo que deseas vuelca todo eso en el papel, haz una lista de tus deseos.
Una vez que hayas terminado de escribir realiza un acto simbólico, algo que cierre el trato, improvisa! Puedes soplar las velas, rezar una oración, decir algunas palabras… “manifiesto mi deseo al universo llena de alegría y sensación de merecimiento, estando dispuesta a dar de mi parte para que este sueño se concrete y entregándome al proceso con total confianza”.
La luna nueva marca los inicios, así es que después de ella viene el proceso, mantén la hoja de papel con tus intenciones en un lugar donde puedas verlo todos los días para así seguir trabajando tu deseo, pero sin dosis de presión, no pienses constantemente en ello porque eso te hace vibrar de la manera equivocada.

Artículos relacionados

Anterior

Aries – Vocación y trabajo

Siguiente

¿Donde Ver Horóscopo Leo?